Me bauticé en Comayagüela, Honduras, en febrero de 1992. Después de servir una misión en El Salvador, me trasladé a San Pedro Sula, Honduras, donde conocí a